Stranger Things 2… chaqueteo y pataleta contra las modas (nos estamos convirtiendo en Los Simpsons?)

Me parece que lo primero que debería transparentar es mi opinión sobre Stranger Things. Yo creo que ST es una excelente serie, brillantemente hecha, entretenida hasta decir basta y nostálgica como pocas. Una serie de aventuras muy buena, pero eso no más. Muy buena, pero una serie de decenas del montón que hay en Netflix y otras que no.

No me alcanzo a explicar el furor que causó la primera temporada y es que todos, todos; hasta mi mamá si hubiese tenido Facebook hubiese posteado esas ampolletas qls. Todos hablaban de la serie, todos posteaban en FB (igual que los pelotudos de GoT) por lo mismo la tuve que ver medio apurado para que no me vacunaran el final.

Tal fue el furor de la primera, que ahora para el estreno de la 2da hasta un conocido bar organizó una maratón el día del estreno con un proyector grandote para que uno pueda ir con sus amigotes a ver la serie durante todo el día, ese nivel de popularidad. A qué le atribuyo yo que una serie de aventuras pueda generar tal furor? Simple: una moda.

La misma moda que llevó a todos los zorrones y pelolais al estreno de The Force Awakens (2015); que no me vengan con weas, yo a los 14 años fui solo como un perro a ver el estreno de The Phantom Menace (1999) y hasta el día de hoy me webean por perno.

La misma moda que hizo que las pelolais cuando no están de picnic en el Parque Bicentenario, estén viendo GoT; y que posteen en FB ayyy soy tan peeerna y obvio la selfie con el sushi cada domingo con “las mejores” viendo al churrazo de Jon Snow.

Y es que las modas hacen estragos en nuestro mundo, no solo en el cine y serie, y es aquí donde me pongo grave y me empieza a preocupar que nuestra sociedad se esté convirtiendo en Los SImpsons; que cuando pasa algo aparecen todos los vecinos con antorcha sin preguntar ni corroborar nada.

Recuerden al metalero de no sé qué banda con iniciales I.N.; que dado un tema de violencia en el pololeo fue incluso amenazado de muerte? De muerte wn! Y lo peor es que finalmente se concluyó que la violencia en ese caso iba para los dos lados. Está bien lo que el tipo hizo? NO Lo estoy justificando? NO! En absoluto… pero ese par de días que duró el caso en redes sociales fue exactamente igual que un capítulo de Los Simpsons, aparecieron todos con antorcha.

Ciertamente no le corresponde, bajo ningún punto de vista, a los jueces de FB condenar al tipo; menos a los “sicarios”. Bueno, ese caso quedó en el olvido porque ya sabemos como es la memoria hoy en día. De hecho, hasta querían funar a la banda del tipo, a la banda!

Para qué decir lo que pasó con Tea Time, independiente de que antes de la semana ya no era tema; se reprochó hasta a la cantante Mon Laferte por haber cantado con Los Tetas años antes! Qué clase de maleteo es ese? Y antes de que el tipo siquiera hablara, ya estaban incluso funando a sus compañeros de banda, porque al parecer la gente cree que las bandas viven en comunidad y viajan en un Jet privado por Chile.

Sabían uds que el bajista de los Tetas, David “Rulo” Eidelstein, lanzaba su disco esa semana? Sabían todo el trabajo que hay detrás de un disco? Para darle una vuelta al menos… no? Y perdón, pero el caso de violencia en esta ocasión era como mínimo parecido al del metalero… y de nuevo NO lo estoy justificando, el tipo se merece ser formalizado con todas sus letras; pero de nuevo aparecieron Los Simpsons con antorchas.

Lo que no es moda: que Katherine Orellana tuviera un caso parecido de violencia en su relación, pero para ella por algún motivo no hubo funa ni reproche, de hecho fue a un matinal a contar lo que pasó… porque buscamos funar a algunos y otros no? Un tema de género? NO SEÑORES!

Quentin Tarantino es un confeso cómplice del abusador sexual Harvey Weinstein pero de algún modo a nadie parece importarle; o sea podemos ocupar de posavasos los discos de Los Tetas, pero los dvds de Tarantino siguen ostentosos en nuestras repisas.

Y para qué decir Michael Jackson y sus por lo menos turbios casos de abuso de menores, pero contra Michael Jackson no hubo funa pública, de hecho todos lo lloraban cuando murió. El tipo es respetado como músico, y no quiero nivelar ni para arriba ni para abajo respecto a Tea Time, pero es que la diferencia es de 0 a 100.  Quizá deberíamos asumir que simplemente hay gente con más impunidad que otra,  porque Ian Watkins de Lostprophets está cumpliendo 29 años de cárcel. No me queda más que pensar que hay abusadores más aceptados que otros no más.

No tengo idea en qué va la copucha de Kevin Spacey, pero apenas se supo la noticia yo por lo menos no leí de ninguna funa; solo gente quejándose porque son fanáticos de House of Cards y había (o hay, no sé) incertidumbre por las temporadas venideras; jamás leí que ocuparían los dvds de posavasos como los discos de Los Tetas, o que pedían sacar House of Cards de Netflix,  como si se pidió que sacaran la película de Death Note.

Sea inocente o no, de algún modo simplemente al mundo le dió lo mismo; acá no llegaron Los Simpsons,  vuelvo a insistir en que no estoy justificando a nadie! Repito: NO estoy justificando a NINGÚN MALHECHOR! Pero es que me rompo la cabeza tratando de entender qué diferencia a I.N. de Tea Time de Michael Jackson de Kevin Spacey, etc.

¿Por qué estoy escribiendo todo esto? Es porque me preocupan y desprecio las modas y que aparezcan Los Simpsons con antorchas. Están en su derecho de opinar? Obvio. Pero ese empoderamiento chucheta de funa, amenazas, etc traen pura violencia verbal y supongo que eventualmente física que tenga o no algún origen lógico, empodera hasta un punto peligroso a gente que va un poco más allá de la opinión.

Lo digo porque en esta misma página me han ofrecido combos porque por ejemplo, una vez dije que me gusta más The Walking Dead que Game of Thrones,  y qué tiene que ver todo esto con Stranger Things?

Stranger Things 2 a un sofisticado y selecto grupo de gente no le gustó. No dejé de sorprenderme cuando ese grupo de gente empezó a crecer, con el factor común que todos debían ostentarlo en las redes sociales.

ST2 es por lo menos parecida (igual) a la primera: la cantidad de capítulos, la dosificación de la acción, el casting, el mismo presupuesto, mismos protagonistas/personajes, dirección de arte; el mismo tipo de aventuras, incluso es el mismo “malo”. Igual que la primera temporada; copió y pegó sin asco muchos elementos calcados de otras producciones previas: It (1990), The Goonies (1985), etc (menos mal que ST no es chilena, si no la habrían chaqueteado con antorchas!).

Pero por algún motivo, alguien dijo que no fue así y sintió la necesidad de publicarlo en las redes sociales, tuvo unos likes y el sentimiento generalizado fue creciendo como un maldito virus y nos llenamos de opinólogos que ahora odian ST. De la misma forma como el año pasado esas ampolletas qls adornaron mi FB de amor, ahora es lo mismo pero de odio.

Vale callampa esta analogia? Puede (obvio) que si,  pero es una analogía que lo mismo que pasa con las series y películas, pasa con los casos de violencia, pasa con las funas, pasa con las marchas sociales, pasa con la política, pasa con todo.

No sé si valdrá la pena comparar series con la vida diaria, doméstica, política, social,  pero es al menos parecido, y de verdad que me preocupa, no me parece; y quisiera poner el tema en el tapete en esta humilde tribuna que nuestra comunidad nos brinda.

Sobre Stranger Things 2, es prácticamente igual a la primera: entretenida, bien hecha, la vi en 2 tardes (igual que la 1era temporada), los cabros chicos son todos igual de abrazables… pero eso es, una entretenida serie de aventuras, nada más.

La recomiendo? Si! Pero no por modaaa!!!

Jimmy

About Jimmy

Guitarrista, publicista jubilado, suche, melómano, guionista en retiro pero activista del cine. Ah y quiero ser Batman y/o John Lennon.
Bookmark the permalink.