Logan: Gran película, gran súper héroe

Supuestamente Logan (2017) es la última película en que Hugh Jackman va a interpretar a Wolverine. Quizás es la última de una trilogía de películas de Wolverine, una despedida. Dada la relevancia de esta película, se planificó distinta a las típicas películas de súper héroes, pero lo que sorprende es que no se quiso hacer con tanta parafernalia, con tantos efectos, con tanto maquillaje. Al contrario, se hizo más real, más profunda, más humana.

La película, con una humanidad parecida a El Luchador (2008) de Darren Aronofsky, nos presenta no a Wolverine, sino a Logan, en el año 2029, pero sin ver naves espaciales ni robots opresivos, sino una sociedad muy parecida a la de hoy en día pero con casi todos los mutantes extintos. Y Logan está retirado de sus hazañas heroicas, demacrado, al cuidado de un profesor Xavier casi senil.

En medio de esta vida sin esperanza que llevan los personajes, aparece una pequeña niña llamada Laura, quien es cuidada por una enfermera quien le pide ayuda a Logan para protegerla, porque supuestamente es una de las últimas mutantes.

La historia comienza en la frontera con México, en paisajes desérticos que realzan la atmósfera demacrada y depresiva que envuelve a los personajes. La pequeña mutante, Laura, es también mexicana y es perseguida por el gobierno de USA, dando pie para entregar una sutil crítica, o si se quiere un leve guiño a la persecución de Trump con los inmigrantes, incluso mostrando en el comienzo una pequeña escena de jóvenes celebrando en una limusina, gritando orgullosos U-S-A!!! mientras pasan frente a inmigrantes.

La humanidad que traspasa la película es intensificada por su realismo alejado de los efectos especiales y los chroma key. Esta densa realidad se siente con fuerza y nos sacude a través de la violencia de algunas imágenes. Porque la realidad cotidiana que vive Logan no es fácil, es un constante sufrimiento.

El sufrimiento y el tipo de atmósfera es reforzado por el tema interpretado por Johnny Cash, Hurt, el que acompaña al trailer y transmite el dolor, melancolía y el constante tormento que vive Logan, y se siente en la película en general.

Pero no solamente es Logan quien sufre. El doctor Xavier es un anciano con sentimientos de culpa, con ganas de disfrutar un último momento de tranquilidad. Y la pequeña nueva mutante, Laura, a su corta edad ya ha pasado por muchos momentos difíciles, los cuales se ven reflejados por su personalidad violenta e introvertida a la vez, excelentemente logrado por la impecable actuación de la pequeña actriz (Dafne Keen).

Un Logan cansado, herido, que comete muchos errores, tratando de vencer sus eternos demonios. Una película hecha con sencillez comparada con las otras X-men, sin cameos de Stan Lee, para darle seriedad y solemnidad. Un camino difícil, el lado humano y, en el fondo, más heroico de los personajes, es lo que nos queda al ver Logan, quizás la mejor entrega de toda la saga de X-men.

About Nicolas

Comunicador audiovisual vendido, fanático de las buenas historias, intento de escritor para contrarrestar el karma de lo vendido. Creo que en otra vida fui Donnie Darko.
Bookmark the permalink.