Lion: a Long Way Home… Ella necesita saber lo hermoso que eres.

Ohhh… la tramité como muchas, la lloré como pocas. Primero que todo, vamos al título, que yo por lo menos andaba todo confundido (para variar).

El nombre oficial de la película es “Lion”; sin embargo en muchos países llegó con el título de “Lion: a Long Way Home”,  y a países latinos de habla hispana llegó con el título de “Un Camino a Casa”. Sigo sin entender el afán de poner títulos diversos a las películas, es como pa puro webiar, y más encima un título como “Un Camino a Casa”; que creo que ni Goro de Mortal Kombat tiene en sus manos dedos para contar las películas con títulos parecidos.

De partida, se me viene a la mente Jibeuro (2002), la linda película coreana de la que hemos hablado acá cuya traducción es “Camino a Casa”. También hay otro par de películas chinas que se llaman The Road Home (1999) y otra que se llama Coming Home (2014). Eso es solo lo que tiene en la mente un guataca como yo, imagínense cuántas más hay.

En este contexto, ponerle “Camino a Casa” en vez de “León: un Camino a Casa”, para diferenciarla claramente, posicionarla bien, llenar las salas de cine sin obviarla, etc, es algo que simplemente no alcanzo a entender que no hagan. Quisiera, pero no puedo.

De hecho me enteré de esta película gracias a Netflix (sí, está en Netflix), porque al escuchar repetidamente su nombre en los Oscars la verdad simplemente lo asocié con alguna de las tantas “camino a casa…” y no me llamó mayormente la atención.

La cosa es que en las recomendaciones de Netflix de repente me apareció, y lo primero que veo es que no es asiática… dije “shusha”; después cacho el año y digo “ahhh! esta es la nominada a los Oscars?”; tate! A la lista. Obviamente pasaron como 2 semanas antes que me mentalizara para verla, pero le puse play y cagué.

Esta notable película, basada en hechos reales, nos cuenta la historia de Saroo; un niño hindú de 5 años que se pierde en 1986 en una estación de trenes. Se pierde de una forma completamente inocente; fue con su hermanito mayor a ver el tema de un trabajo, y como estaba medio dormido se acomodó en un tren que de repente empieza a moverse, y se queda encerrado. Y de ahí para adelante es “noooooooooooo!!!!”.

Dejaré lo argumental hasta acá, porque independiente de que la historia no sea la reinvención de la rueda propiamente tal, el trailer ya nos deja más o menos claro el tono y argumento de la película,

Como Hachiko (2009); uno en el trailer le saca la foto completa a la película, pero estos dramas están tan bien planteados que al final uno igual se las llora y disfruta a concho. Eso sí, yo por lo menos ni me imaginaba el final de Lion… o más bien, podría haber sido cualquier final, y el hecho de que sea basado en la vida real lo hace más difícil de predecir en verdad.

Es a ratos angustiante, pero muy emocionante; bonita. Es rápida de ver (y eso que dura 2 hrs), no aburre en ningún momento, no creo que sea correcto calificarla de “entretenida” propiamente tal, pero sí atrapa y cuando termina uno se siente sensible, o vulnerable.

Las actuaciones, dirección, música, fotografía, sonido; en todo se saca un 7. Como producto cinematográfico propiamente tal, saca un  aplauso de pie con cuática. Las locaciones a toda raja; dado detalles de vestimenta y otro par (que deben ver uds mismos) me dio la impresión de que inclusive filmaron en las locaciones reales, por lo mismo; psicopatié IMDb y efectivamente, ocuparon locaciones reales. Qué gusto ver una película así ahhh, la cagó!

Bueno y en modo sentimental; imposible no imaginar que qué haría uno, o imaginarse a un hermanito chico, a un primo, a un sobrino en una situación tan adversa, por lo mismo uno se re caga de pena.. Dicho sea de paso, el niñito que encarnó a Saroo cuando joven: Sunny Pawar, se pasó. Se roba la película, tienen que ver Uds mismos el porqué.

Así que eso, recomendadísima. Para verla en famillia, comprársela y atesorarla, verla varias veces. Uno se complica porque le roban los espejos del auto, porque se le fue el celular en la lavadora, porque te roban la bici; etc. Cuando anden asi, materialistas o ahogados en un vaso de agua, vean esta película, como acto reflejo irán a abrazar a sus cercanos.

Jimmy

About Jimmy

Guitarrista, publicista jubilado, suche, melómano, guionista en retiro pero activista del cine. Ah y quiero ser Batman y/o John Lennon.
Bookmark the permalink.