Hierro 3… cómo vivir en las sombras

hierro 3

En esta ocasión traigo una película que su categoría sería “romántica”, pero ese estilo claramente no fue el que me llamó la atención, ya que son de las películas que odio por lateras. Hierro 3 creo que es parte del género cine arte, del cual poco he visto y conozco, de hecho busqué más después de ver ésta y me desencanté al rato, ya que hay varias más fomes que las románticas (sin ofender a nadie).

 

En contexto, esta película me la recomendaron justo en el momento cuando llevas un largo tiempo de ver películas malas, yá chato de tanta basura, tuve que recurrir a fecebook, donde un compañero de la U me dijo: busca Hierro 3, no te vas a arrepentir; y claramente me salvó de la racha de consumir chatarra. Pongo de antemano que la película es muy estilo oriental y rara en todo lo que conlleva una película cine arte, para que se preparen si no les gusta ese género.

 

Tae-suk es un tipo que vive a expensas de los demás, no puedo calificarlo como vagabundo ya que anda en una moto BMW, este tipo entra a las casas cuando sus moradores no se encuentran o andan de vacaciones, su sistema es bastante peculiar pero efectivo (si vives en Corea y no tienes alarmas), una vez instalado utiliza todo como si fuese su casa, pero a cambio le lava la ropa, le ordena la casa, arregla lo que esté malo y si encuentra una Bip hasta te la carga, luego se va sin robar nada.

 

En una casa que pensaba que estaba vacía, se encuentra con Sun-hwa, una modelo reconocida en su tiempo más joven. Ella vive en una relación desgastada por la violencia de su esposo que posiblemente tenga mucho dinero y la trata como un objeto de su propiedad, es acá cuando empieza la gracia de esta película, ya que en todo lo que lleva transcurrido ninguno de los protagonistas dice una palabra, los únicos que hablan son los demás personajes, Sun-hwa se fuga con Tae-suk y comienzan a vivir a la manera que él sabía, donde se genera una química y comunicación no verbal que te deja en claro que las palabras sobran y los gestos son los protagonistas, hasta que los pillan en una casa y son arrestados.
Tae-suk en la cárcel se supera a sí mismo para poder volver a reunirse con Sun-hwa que es reclamada por su esposo nuevamente, esta parte ni se las quiero contar ya que es lo mejor y no creo que sea buena idea arruinar la gracia que tiene esta película, dándole un cierre magistral digno de la fama de su director (Kim Ki-Duk) y no por nada es una estrella en su país. Película del 2004, duración de 1:22:00.

Escrito por José

Jose

About Jose

Publicista, Patton adicto, amante del cine, los juegos y el animé; colocolino, fanático de los skittles, medio de transporte preferido: la cleta.
Bookmark the permalink.