10 películas narradas desde la mirada de los niños

6a00d8341bfb1653ef019b0063b11b970d-pi

Abundan las películas con niños como protagonistas, comedias, dramas, terror – sobre todo terror – De hecho, es difícil hoy en día encontrar una película de pseudo-terror que no tenga a un niño en su elenco, el típico cabro chico que ve a la niña fantasma que antes vivía en la casa donde acaba de llegar con sus papás y que trata de comunicarse con él. Esas dos líneas describen el argumento del 90% de las películas de terror de estos tiempos.

Lo que no abundan tanto son las películas que su relatos son narrados desde los ojos de un niño, donde no hay maldad, no hay prejuicios, y sí hay un portazo en la cara a todas nuestras concepciones de la vida. Acá da lo mismo el género, drama, comedia, acción, suspenso, lo que importa es la vida concebida desde los ojos e inocencia de los niños. Típico que siempre acá actúan cabros chicos que con solo hablar te dan ganas de prepararle un pan con mantequilla y una leche con plátano, pa’ que siga jugando con la cara sucia de tanto pelotazo en locico.

Lo que verán a continuación es una humilde lista made in Gonzalo con 10 películas cuyos protagonistas son niños, o mejor dicho, que nosotros como espectadores somos los ojos de ese cabro chico, sumiéndonos a nosotros mismos en un mundo de desconocimiento, arrastrando todos nuestros prejuicios y mandándolos – patá en la raja incluida – a dar una vuelta sin retorno al menos hasta que termine la película.

No incluí las dos que – a mí parecer – son las mejores obras de este mini género, que hacen llorar como a Gary Medel cuando perdimos con Brasil en el mundial. Estas dos películas son italianas – puta que se manejan los italianos en esto – y son Cinema Paradiso y La Vida es Bella. La razón por las que no las incluí es porque no les puedo recomendar algo que sinceramente ya deberían haber visto, casi como obligación de vida.

10. Not One Less – Zhang Yimou (China, 1999)

Un pueblo muy pero muy pobre al sur de China debe arreglárselas para salir adelante saldando deudas, y a la vez educando – con lo poco y nada de recursos – a sus niños. En este contexto llega una niña de 13 años a hacer clases como profesora sustituta al colegio del pueblo, lleno de cabros chicos con más moco en la cara que lápices en los estuches.

Acá casi no hay adultos que ensucien la trama, es el sincero relato y relación de esta niña-profesora y sus alumnos – casi todos analfabetos – un par de años menores. Lo interesante es que obviamente acá no hay actores profesionales, cada niño hace de sí mismo en la película, cada personaje lleva el nombre del niño que lo interpreta, es casi un documental, pero con un guión de ficción. No encontré ni un trailer, pero acá hay un video de los primeros 4 minutos de la película.

Nota: Wei Minzhi, la niña protagonista tenía 13 años al momento de hacer la película.

 

9. The Little Traitor – Lynn Roth (Israel, 2007)

En el contexto de la ocupación Británica en Israel y Palestina en la post-segunda guerra mundial, un niño y su familia judía que lograron escapar de Polonia para el holocausto nazi, deben sufrir con la ocupación de los british boys en su país de origen. Proffy, el niño, odia tanto a los británicos que forma un grupo guerrillero con dos amigos más llamados los LOM (Libertad o Muerte). Con esta base se empieza a generar una historia hermosa, llena de inocencia y ganas de libertad, jugando a ser grandes en un juego que ni los grandes pueden sostener.

Nota: Ido Port, el niño protagonista, tenía 9 años al momento de hacer la película.

 

8. Where the Wild things are – Spike Jonze (EEUU – 2009)

Al igual que las dos películas de más arriba, ésta está basada en una novela del mismo nombre. Un niño, aburrido de la rutina y los retos de sus padres, un día decide tomar su mochila, tomar un bote y escapar, llegando a las tierras donde habitan los monstruos.

Película hermosa, llena de fantasías e imaginario. Es el mejor ejemplo de la introducción latera que les di al principio. Película que te hace mirar con los ojos del niño, y nunca cuestionar nada, al fin y al cabo, en la mente del cabro no hay prejuicios ni hay ninguna conciencia latera preguntándose cómo carajo puede estar pasando eso.

Nota: Max Records tenía 12 años al momento de hacer la película.

 

7. El Bola – Achero Mañas (España – 2000)

Al contrario de las películas que ya hemos revisado, acá no se muestra lo lindo de ser niño, los juegos, la cara pintada de barro de tanto jugar en la calle. Acá nos encontramos con una película mucho más oscura. Pedro, más conocido como El Bola, es un niño de 11 años que vive en una familia muy tradicional, que va a misa, rezan todas las noches, se saben el padre nuestro en ocho idiomas, pero su padre – tan santo él – lo maltrata tanto física como psicológicamente.

Acá abordamos el tema del maltrato infantil, pero no desde la mirada de los jueces, terno, corbata, y un maletín lleno de papeles que ni leen pero que los hace parecer más interesantes. Acá todo está visto desde la mirada de El Bola. Hermosa – triste por cierto – pero hermosa película al fin y al cabo.

Nota: Juan José Ballesta tenía 12 años al momento de hacer la película.

 

6. Central do Brasil – Walter Salles (Brasil – 1998)

Hace unos meses les recomendamos esta misma película. Acá podrán leer el review completo de ella:http://www.quepeliculaverhoy.cl/central-brasil-el-brasil-que-se-rie-de-janeiro/  Josué es un cabro chico que quiere viajar acompañado de sus lagañas y sus mocos colgando, para conocer a su padre que lo abandonó antes de nacer. Detrás de él, irá Dora, una vieja de mierda que poco hace para que uno la llegue a querer. Es un viaje profundo a lo más escondido y desconocido de Brasil, todo – obviamente – desde la mirada de Josué.

Nota: Vinicius de Oliveira tenía 12 años cuando hizo esta película.

 

5. P’tit Quinquin – Bruno Dumont (Francia  -2014)

Un pueblo al sur de Francia, mucho campo, mucho verde, muchas vacas comiendo y campesinos arriándolas, un día se transforma y pasa de ser un lugar extremadamente aburrido a ser el escenario donde están sucediendo horribles asesinatos. Empiezan a aparecer cadáveres mutilados dentro de vacas muertas.

Una pareja de detectives llegan de Paris para investigar el caso, todo acompañado por un cabro chico llamado Quinquin quien – acompañado de sus amigos – van investigando por su cuenta el mismo caso. Lo entretenido es ir viendo algo tan horroroso pero desde la mirada limpia e inocente de Quinquin. No sé si catalogarla como una película muy larga de 3,30 hrs, o una mini serie muy corta de 4 capítulos. Sea como sea que la vean, les gustará, sobre todo por la manera cómo se presentan los personajes.

Nota: Alane Delhaye tenía 11 años cuando actuó acá.

 

4. Las Tortugas también vuelan – Bahman Ghobadi (Irak 2004)

Junto con El Bola, ésta es la película más oscura y triste de esta lista. La diferencia es que acá la crudeza y realismo de las escenas hacen que uno se sienta realmente mal. La película narra la historia de un grupo de niños que se dedica a la recolección y venta de minas anti personas en Irak durante la ocupación gringa a ese país, post-caída de Saddam. De hecho es la primera película rodada en Irak desde la caída de Husein.

Debe ser una de las películas más tristes que he visto, porque mezcla la crudeza y lo aplastante de la guerra, con la inocencia de un grupo de cabros chicos que no cachan nada de la vida, pero deben empezar a aprender rápido a sobrevivir. Sobrecogedora, desgarradora, combo en la guata cuático, tanto así que será imposible no terminar llorando.

Nota: Soran Ebrahim tenía 10 años cuando hizo la película.

 

3. Valentín – Alejandro Agresti (Argentina – 2003)

Era imposible no incluir una película argentina en esta lista. Hace un tiempo también se las recomendamos en otra lista de películas argentinas. Ahora lo hago para decirles que si quieren encontrar una historia profunda, llena de emociones y nudos de garganta imposible de desamarrar, vean esta película. Hermosa, nostálgica, triste, pero preciosa historia al fin y al cabo.

Valentín vive con su abuela soñando con sólo dos cosas en su vida: algún día llegar a ser astronauta y poder encontrar a su mamá que lo abandonó al nacer. Una de mis películas favoritas de la vida.

Nota: Rodrigo Noya tenía 10 años al hacer esta película

 

2.  Ladri di biciclette – Vittorio Da Sica (Italia – 1954)

Todo sucede en la Roma post-segunda guerra mundial. Antonio debe trabajar pegando carteles en la calle, hasta que un día le roban la bicicleta mientras pegaba un cartel de cine. Sin su principal herramienta de trabajo debe empezar a buscar al maldito hijoputa que lo robó, por lo que sale con sus amigos y su hijo Bruno a buscarla por toda la ciudad.

Locaciones espectaculares, actuaciones impecables, y un relato desde los ojos de Bruno que congoja hasta a Edgar Allan Poe. Es considerada una de las mejores películas de la historia del cine, y eso no es gratis. Si no la han visto, háganlo, por favor.

Nota: Enzo Staliola tenía 14 años al momento de rodarla.

 

1. The Kid – Charles Chaplin (EEUU – 1926)

Obvio, era que no, imposible no incluir esta película en esta lista, y más aún, imposible no dejarla en el primer lugar. Una de mis tres películas favoritas de Chaplin (junto con City Lights y Modern Times). Una madre más pobre que el Chavo da luz a un cabro terrible de pulento, y al no saber qué hacer con él, sin plata, sin trabajo, sin un perro que le ladre, decide dejarlo dentro de un auto de una familia que parece tener muchas lucas. Como si fuera poco, un grupo de ladrones se roba el auto y dejan al bebé en la esquina de un barrio más peligroso que la calle San Diego a las 12 de la noche. Ahí es donde lo encuentra Chaplin y empieza quizás la película más linda que se haya hecho teniendo a un niño de protagonista. No faltará el vivaracho que preguntará si la película es muda. La respuesta es que el audio es innecesario.

Nota: Jackie Coogan tenía 8 años al hacer esta película. El mismo vivaracho quizás pregunte si aún está vivo.

 

Escrito por Gonzalo.

Gonzalo

About Gonzalo

A ratos publicista, a ratos escritor, y en los tiempos libres, hincha de la cerveza. Me gusta el rock, la pizza, y ya dije que me gusta la cerveza?
Bookmark the permalink.
  • Matias Morales Morales

    Buena lista, pero faltó ”El Árbol de la Vida”, esa es una de mis películas favoritas además de que se ve desde el punto de vista de un niño. Saludos

    • Gonzalo Valdés

      Muy buena película también. Faltaron muchas que podrían haber estado en este ranking, pero con la idea de recolectar sólo 10, tuve que dejar varias fuera. Saludos Matías!